Serie: Recuperación de Suelos con Microorganismos y Fertilización Mineral – Roca Potásica (3)

En esta tercera entrega explicamos los beneficios y características de la Roca Potásica o Silvita.

Silvita (Cloruro de Potasio):

El Potasio es un elemento irremplazable en varios procesos metabólicos como la fotosíntesis, especialmente en condiciones de baja luminosidad.  Es un componente fundamental en la síntesis de aminoácidos, proteínas, carbohidratos, algunos ácidos orgánicos para formación de sales y de enzimas que participan en la producción de ATP (fuente de energía de la planta).

En las plantas, es parte fundamental en la expansión y división celular para el crecimiento vegetativo, desarrollo del sistema radicular y en el  llenado de fruto promoviendo la floración y retardando la senescencia, evitando la aparición de sustancias como la putrescina. Es también agente regulador del intercambio de agua y CO2, controlando la apertura/cierre de estomas. Activa la traslocación de azúcares y carbohidratos  y se ha comprobado que incrementa la resistencia de la planta a enfermedades.

Radicularmente, el Potasio es absorbido como ion K+ que toman directamente de la solución del suelo y por tanto es indispensable mantener el equilibrio entre el potasio en dicha solución y el potasio absorbido por las plantas, de una manera renovable y sustentable, manteniéndolo biodisponible durante la vida del cultivo, previniendo la disminución de este mineral en todo el sistema, incluyendo los alimentos cosechados, manteniendo y mejorando los valores nutricionales.

En condiciones de deficiencia de Potasio las hojas viejas recién maduradas muestran amarillamiento intervenal en sus bordes. Si la deficiencia persiste la clorósis se torna marrón y el tejido se tuesta. Se induce la acumulación de solubles nitrogenados como nitratos, aminoácidos libres y aminas y, por consiguiente, se retarda la formación de proteínas causando limitaciones en el crecimiento, menor vigor en las plantas y reducción en las actividades metabólicas esenciales como la fotosíntesis, la síntesis de carbohidratos, proteínas, grasas y ácidos orgánicos; habrá una disminución de la actividad enzimática y la división celular; la planta perderá capacidad de regulación del agua y de absorción de nitrógeno y su resistencia a enfermedades y, con el tiempo, necrosis del tejido vegetal.

La Silvita presenta altos contenidos de cloruro de potasio que puede ser aplicado a los suelos protegidos o de cultivo, directamente desde la fuente, eliminando los procesos contaminantes requeridos para producirlo como fertilizante químico. De igual manera,  y en conjunto con microorganismos que complementan y potencializan su efecto, se logrará un suministro sustentable y autorenovable para nuestros suelos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s